Cómo almacenar romero

Cómo almacenar romero

El romero es una especia clásica. La naturaleza le dio un aroma dulce, que recuerda el olor del pino y un sabor ligeramente picante. El romero va bien con pescado, huevos, verduras y especialmente con platos de carne. Es apropiado en salsas, postres, diversos rellenos. En resumen, en la cocina, un suministro de romero no duele. Esto también se aplica a las verduras frescas y preparadas para uso futuro.

Cómo almacenar romero fresco

El romero fresco agrada las hojas elásticas y suaves que se adhieren fuertemente a los tallos. La hierba es elástica y fragante.

El romero se consume mejor inmediatamente después de la cosecha del jardín o de la compra. Pero si no se usa a la vez, es razonable prolongar la frescura.

Los verdes se pueden guardar de varias maneras. Cada uno de ellos implica el contenido obligatorio de romero en la nevera. Es mejor no lavar el césped de antemano. Esto solo debe hacerse inmediatamente antes de cocinar.

Método uno:

  • Envuelve el romero en papel pergamino.
  • Con una botella de spray, humedezca bien el paquete de hierba. El papel debe estar completamente empapado en agua.
  • Coloque el romero en una bolsa de plástico y envíelo al estante del refrigerador.

Método Dos:

  • Moje la toalla, escurra el agua para que no gotee.
  • Extender ramitas de romero y envolver.
  • Coloque una toalla con hierbas frescas en una bolsa de plástico.
  • Asegúrese de que la toalla no se seque. Humedecerlo periódicamente con agua.

Método Tres:

  • Corta las puntas (como flores) con un cuchillo o tijeras.
  • Ponga el racimo en un vaso o un frasco de agua fría.
  • Coloca una bolsa de plástico en la parte superior.
  • Verificar el estado del agua. Cada pocos días hay que verter fresco.
  • Eliminar periódicamente la humedad de las hojas de romero. Esto se hace con una toalla de papel con mucho cuidado.

La mejor forma de colocar el romero es en la parte del refrigerador que es menos fría. El lugar perfecto está en la puerta.

Usando los métodos descritos, puede mantener el romero fresco durante aproximadamente un mes.

Cuando las hojas se oscurecen, aparecerá moho en los tallos, ya no se puede usar la especia.

Cómo guardar romero para el invierno

El romero para prepararse para el invierno es fácil. Los siguientes métodos se utilizan para las hierbas:

  • congelación;
  • secado.

Para conservar una gran cantidad de romero, es aconsejable usar escarcha:

  • Lavar y secar al romero.
  • Quita las hojas y extiéndelas en un plato, una bandeja para hornear y una tabla.
  • Enviar al congelador durante varias horas.
  • Romero congelado empacado en bolsas selladas y almacenado en el congelador.

El romero conservado de esta manera pierde su frescura externa, pero el aroma y el sabor de la especia permanecen invariablemente diferentes.

Planta herbaria congelada en aceite:

  • Las hojas de romero limpias se cortan y se depositan en un molde de hielo.
  • La mantequilla se derrite en la estufa y, después de enfriarla, se vierte sobre la hierba.
  • La forma se limpia en el congelador.

Cuanto más aceite se agregue, más rico será el sabor del romero. En invierno, pueden condimentar verduras, papas al horno y pollo. Los cubos fragantes se utilizan con éxito en la preparación de sus platos favoritos. El romero en forma congelada dura hasta ocho meses.

Secar el romero también es fácil. Basta con dividirlo en pequeños manojos, atar los tallos y colgarlos durante varios días en un lugar cálido.

Las ramitas secas de romero deben colocarse en una bolsa, atarse o cerrarse y frotarse entre las palmas. Con este movimiento, las hojas se desprenderán de los tallos. Este último debe ser eliminado. El romero en forma seca se almacena en un recipiente hermético durante al menos seis meses.

Almacenamiento en sal marina

Una planta picante puede salvarse convirtiéndola en una sal aromática:

  • Las hojas de romero deben separarse cuidadosamente de los tallos y mezclarse con sal marina. Hazlo mejor con una licuadora. Por cada diez tallos de hierba se necesitarán 80-90 g de sal.
  • Detenga la licuadora después de que la sal se haya vuelto verde.
  • Cubra la parte inferior de la sartén con papel de hornear.
  • Espolvoree la mezcla de sal en una capa delgada. Aplanarlo
  • Enviar al horno (110 grados) durante un cuarto de hora.
  • Mezcle la mezcla en frascos limpios, cierre bien y almacene en un lugar seco y oscuro.

El resultado es sal con sabor, que es un condimento ideal para ensaladas, polvo para hornear sin azúcar.

El romero es una especia muy inusual. Su sabor no puede ser evaluado de inmediato. Pero si te acostumbras al romero, será difícil prescindir de su aroma de coníferas y agradable. Spice convierte cualquier plato en un brillante, rico y único.

Comentarios (0)
Buscar